Inicio / Comida Saludable / ¿Tu Cuerpo Necesita Grasas?

¿Tu Cuerpo Necesita Grasas?

cuerpo-necesita-grasasLas grasas pertenecen al grupo de los lípidos y están compuestas de carbono, oxígeno e hidrógeno.

Las grasas las podemos encontrar en verduras, pescados y carnes.

Y forman parte fundamental de la membrana celular y su papel es primordial en la absorción de las Vitamina A, D, E y K.

Las grasas también le brindan aislamiento al cuerpo, que ayuda a conservar la temperatura constante ante el calor o el frío extremo y son una importante fuente de energía.

Los lípidos incluyen fosfolípidos, triglicéridos, ceras y esteroles, de los cuales el más conocido es el colesterol que circula en la sangre unido a las lipoproteínas.

Mientras que los niveles elevados de lipoproteínas de baja densidad (LBD), portadoras de colesterol a órganos y tejidos; conocidos como “Colesterol malo”, se relacionan con un riesgo mayor de afecciones cardiovasculares.

Y los niveles elevados de lipoproteínas de alta densidad (LAD) es conocido como “Colesterol bueno” son los encargados de retirar éste de los tejidos y devolverlo al hígado.

Es por esta razón, que las grasa son buenas o malas si sus enlaces químicos están o no saturados de hidrógeno.

Las grasas no saturadas se dividen en mono y poliinsaturadas y difieren en la composición de sus nutrimientos.

 

Dile NO a las Grasas Saturadas

Salvo los aceites de palma y de coco, la mayoría de las grasas saturadas provienen de productos cárnicos y lácteos.

La carne roja y sus derivados; así como la leche entera y sus derivados son fuentes importantes de grasas saturadas.

La ingestión excesiva de estas grasas y de Ácidos trans incrementan el peligro de padecer una infección cardiovascular y elevar los niveles de colesterol malo.

Las Grasas Trans se obtienen durante el proceso de hidrogenación al calentar aceites líquidos a temperaturas muy altas para obtener una margarina sólida, transformando así las grasas no saturadas en grasas saturadas.

Por lo general, las grasas hidrogenadas se utilizan en galletas, bizcochos y margarinas para untar.

Es por esta razón que, debes preferir siempre una dieta rica en grasas monoinsaturadas, presentes en el aceite vegetal, aguacate, maní y nueces.

Estos alimentos ayudan a reducir los niveles de colesterol malo y de los triglicéridos presentes en la sangre.

Existen dos tipos de grasas poliinsaturadas: el Omega-3 presente en el aceite de pescado y el Omega-6 que se encuentra en el aceite de girasol y el maíz.

Estos dos tipos de aceites es importante que los incluyas en tu dieta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *